Una rutina de belleza especial para tus piernas

la celulitis no es más que la acumulación de tejido adiposo en forma de nódulos bajo la piel y que suele localizarse en las zonas llamadas ginoides (caderas, nalgas, abdomen y muslos).

No es más que una alteración estética en la superficie de la piel (si no llega a más) y afecta a más del 90% de las mujeres.

Al ser más frecuente en las mujeres, se cree que el factor hormonal juega un papel muy importante en su desarrollo.

Sí, lo sabemos, el porcentaje de mujeres que tienen celulitis es altísimo y hay muchas que han aprendido a lidiar con este problema que no tiene ningún efecto real en nuestra vida diaria. Pero hay muchas que todavía quieren recurrir a algunos tips y secretos para disimular en medida de lo posible este problema que suele ser típico del género. Ha quedado claro que no se trata de un tema de peso o actividad física, en su mayoría, la celulitis es un aspecto hereditario, pero sí hay algunos malos hábitos que puedes cambiar para tratar de hacerle frente de la manera más práctica posible. También existen tratamientos cosméticos que aseguran disminuir su apariencia y algunas cosas como una alimentación balanceada y ciertos ejercicios, pueden mejorar el estado de la piel en las zonas problema. Aunque siendo realistas no existe un remedio mágico contra esta situación, sí que hay una serie de cremas y productos diseñados específicamente en la lucha contra la celulitis.

Para tratar la piel de naranja se necesita, sobre todo, constancia. Y es que terminar con la acumulación de tejido adiposo no es tarea fácil, pero tampoco imposible.

Puedes realizar masajes directamente en la casa, siemrpe en sentido ascendente, desde abajo hacia arriba, de los tobillos hasta la ingle. De esta forma, llevamos la linfa hasta la zona donde tenemos ubicados una gran concentración de ganglios linfáticos, siendo mas fácil el proceso de drenaje.

Comienza sentada y con las rodillas flexionadas para poder llegar mejor a la zona de tobillos, donde empezarás las maniobras de drenaje.

Ejerce con las dos manos una presión suave sobre estos, en movimientos circulares y ascendentes. El bombeo debe ser siempre muy suave.

Cuando llegues a la rodilla, ayúdate con los pulgares para presionar la parte interior de esta haciendo pequeños círculos.

Sigue subiendo por los muslos, masajeando en forma circular.

En la zona de la ingle, con las palmas de las manos abiertas, ejerce un poco más de fuerza y mantén los movimientos circulares.

Cuando termines, mantén durante unos minutos las piernas elevadas. Lo ideal: apoyadas en la pared, lo más alto que podamos. Esto favorece la eliminación de toxinas.

Repite toda esta secuencia entre 10 o 15 veces y, muy importante: hazlo a diario.

Es fundamental acompañar tus tratamientos y masajes anticelulíticos con buenos hábitos en los que la alimentación, es clave.

La cebolla puede ayudarte a eliminar la grasa de caderas, piernas y glúteos, además de promover el drenaje linfático, eliminar toxinas y estimular el sistema digestivo, reduciendo los niveles de azúcar en sangre.

Por su parte, también hacen especial hincapié en el plátano, ya que es un alimento que protege los tejidos celulares y mejora la circulación sanguínea y linfática.

A evitar: además de azúcares añadidos, harinas refinadas o embutidos, no te hacen ningún favor otros como el alcohol, el café o el tabaco.

Ir arriba